Semana Internacional de las Personas Sordas

El principal objetivo de conmemorar esta Semana Internacional de la Sordera es concientizar sobre la detección de la existencia de trastornos auditivos antes del primer mes de vida, confirmar el diagnóstico de hipoacusia a los tres meses y realizar una intervención temprana y rehabilitación auditiva antes de los seis meses de vida.

La incidencia de la hipoacusia, según datos de la Organización Mundial de la Salud, se sitúa en cinco de cada mil nacidos. La incidencia de hipoacusias leves a moderadas es de cuatro por cada mil recién nacidos, y las hipoacusias severas o profundas afectan a uno de cada mil recién nacidos.

La identificación de la hipoacusia y la intervención temprana se asocian con un mejor desarrollo del lenguaje hablado. En nuestro país La Ley Nacional 25.415 establece que a partir del nacimiento y antes del tercer mes de vida, todo niño debe ser evaluado auditivamente tenga o no antecedentes de riesgo auditivo.


Importancia del estudio para identificar la Hipoacusia

La hipoacusia es una patología que se beneficia con un diagnóstico precoz ya que tiene una elevada prevalencia, existe una fase inicial asintomática, tiene secuelas graves en caso de diagnóstico tardío y se dispone de técnicas de diagnóstico precoz.


Metodología del estudio de la hipoacusia

Actualmente se dispone de técnicas sencillas, incruentas, de fácil manejo y con la suficiente eficacia para ser utilizadas en la detección precoz de hipoacusias en los recién nacidos. Las técnicas más utilizadas son las Otoemisiones Acústicas y los Potenciales Auditivos del Tronco Cerebral. Las Otoemisiones Acústicas (OEA) son señales acústicas originadas en la cóclea de forma espontánea o bien provocadas mediante estímulos, mientras que los potenciales evocados auditivos del tronco cerebral (BERA) pueden ser empleados como técnica de screening auditivo ya que poseen una sensibilidad y especificidad óptima, pero su costo es mayor, así como su tiempo de realización a las OEA.

El único plan de acción posible es estudiar a todos los recién nacidos con antecedentes de riesgo durante el primer mes de vida y sin antecedentes durante los primeros tres meses de vida.

Conozca a nuestros especialistas